Palabras españolas de origen árabe (3)

Alambique: Se trata de un recipiente utilizado para destilación de líquidos, generalmente alcohólicos. Viene del andalusí alanbiq, que a su vez proviene del árabe clásico linbiq, que significa destilar. Su origen primario es el griego ambix.

Alambique

Alambor: Tiene varias acepciones: escarpa o declive pronunciado; remate armado que se ubica en un borde. Proviene del andalusí harabúl¸ que significa borde, y a su vez del verbo del árabe clásico hawwala que significa alterar. Antes que en castellano se utilizó en catalán.

Alambor

Alamín: Hermosísima palabra. El alamín era un personaje que se encargaba del control de pesas y medidas, así como de la tasación de víveres en los zocos andalusíes. Proviene del andalusí alamín que significa el fiel, el síndico. Su origen primario es el árabe clásico amin. En Madrid existe una bella plaza, plaza del Alamillo –situada en el Madrid de los Austrias, que debe su nombre a que en ese lugar habitaba el alamín del zoco de Mayrit.

Bello lienzo que representa la plaza del Alamillo. Obra del pintor melillense Juan Blanco

Alamud: Es una barra de hierro, de base cuadrada o rectangular que sirve para asegurar el cierra de puertas y ventanas. Del andalusí al amud, que proviene del árabe clásico amud.

Alamud

Alárabe: Su origen es el árabe clásico al arab, que simple y llanamente significa árabe; es decir habitante de la Península Arábiga.

Alarde: Es una ostentación que se hace de algo. Generalmente se utiliza como desfile militar, o inspección que hace un jefe de sus tropas. En al-Andalus los alardes se hacían en el patio del alcázar en donde habitaba la máxima autoridad de la medina. Proviene del árabe al ard.

Continuará…

Print Friendly, PDF & Email