Dr Lodario. Breve historia sobre una vida ejemplar. Parte 2. La Guerra

ÍNDICE

Ahora se cumplen 83 años del fallido intento de golpe de Estado, que dio origen a una guerra internacional que se prolongó casi tres años, y que supuso uno de los períodos más dramáticos de nuestra historia, con consecuencias trágicas para toda la población, combatiente o civil .

En algunas zonas del país la guerra en sí apenas duró unos pocos días, como la comarca de El Bierzo, o unos pocos meses, como en Fornela. Sin embargo, padecieron las consecuencias de aquel estallido de forma especialmente virulenta, con una violencia que provocó cientos de muertos.

Lodario Gavela Yáñez  había nacido en Bembibre (León), en una familia de comerciantes cuyas raíces estaban en Trascastro y Peranzanes.

Lodario vivió desde los 10 años en Valladolid y allí estudió la carrera de Medicina, como ya hemos referido anteriormente. Tenía 15 años cuando vivió el advenimiento de la II República. Pronto perteneció a la Fundación Universitaria Española (FUE) y el Socorro Rojo.

En la Guerra Civil luchó primeramente libre y voluntariamente con la República, como sanitario en el frente de Asturias hasta la caída del Frente Norte. Después como soldado forzado, en las filas nacionales de los insurgentes, consecuencia de situaciones imprevistas en aquellos tiempos convulsos, intentando mantener un comportamiento siempre digno de su personalidad librepensadora.

El Valle de Fornela (León), formado por muy escarpadas montañas como hemos reseñado, hay siete localidades aisladas y con deficientes comunicaciones, y también una naturaleza indómita con su propia idiosincrasia. Apoyaron de forma entusiasta y casi unánime la II República en 1931, y sufrieron más tarde una de las represiones más crueles y desconocidas de la provincia.

Zona de paso hacia Asturias, sus montes sirvieron de refugio a huidos de toda la comarca. El 1 de diciembre de 1936 la Guardia Civil llegó al pueblo, matando a disparos a toda la gente que encontraban. Juanito Fernández, Gabriel Martínez, Generoso Robledo, Mateo Fernández, Baldomero García, Eliseo Martínez y Fernández Cerecedo fueron asesinados sin tener delito, sin ser culpables de ninguna cosa.

Familias de pueblos como Fabero huyeron hacia Fornela, una inmensa columna partió desde Tejedo en Ancares, haciendo parada en Guímara, el último pueblo del valle leonés, por encima, sólo las montañas que hombres, mujeres y niños intentaron cruzar para llegar a Asturias, donde aún resistía el gobierno democrático y legal de la República.

Cuando cayó el Frente Norte en Asturias los jóvenes regresaron al Valle. La Falange, torticera como siempre, ofreció garantías de una entrega sin represalias. Aceptaron siete, Rosendo Martínez, Donato Fernández, Manuel Cerecedo, Isidro Fernández, Pedro Fernández, Fernando Gavela y Ramiro Pérez que fueron torturados y asesinados el 7 de noviembre de 1937.

(Tomado de https://www.infobierzo.com/los-dias-de-sangre-y-plomo-en-fornela-sobre-el-rastro-de-la-resistencia-antifranquista).

ÍNDICE