Dr Lodario. Breve historia sobre una vida ejemplar. Parte 4. Referencias y homenajes

Homenaje de sus paisanos: Monolito frente a su casa consulta.

El profesor Alejandro Álvarez López, autor de la obra “El Médico que no quería morir (Vida y muerte de Lodario Gavela Yáñez)”  lleva a cabo en el pueblo de Trascastro un homenaje sobre la vida y la muerte de su paisano, una persona que fue todo un referente ético, de compromiso y de preocupación para fornelos y bercianos.

Porque el doctor Lodario ayudó durante mucho tiempo con todos los aspectos de la vida de los fornelos como sanidad e higiene, el progreso de los pueblos e incluso con la educación de los más pequeños.

Su defensa de la libertad y de los valores republicanos le llevaron a ser considerado como uno de los objetivos del régimen del generalísimo, que decidió asesinarlo sin detención ni juicio. Su muerte fue presentada, según el dictamen del forense de Ponferrada como consecuencia de “inhibición cardíaca por shock traumático” lo que llevó a que nunca hubiese una investigación criminal  y que los tres presuntos culpables no fueran perseguidos.

En Trascastro se inauguró  un monumento monolítico en homenaje a TODAS las víctimas de la represión franquista (Fotografía igualmente del autor de la presente crónica).

Homenaje de sus paisanos: Monolito frente a su casa consulta.

Durante esta fase del homenaje se recitaron poemas de Ángel González, poeta al que el médico conoció de muy joven y con el que mantuvo relación en Páramo, donde la hermana también asturiana del poeta estaba exiliada como maestra en aquellos terribles años de castigos y enfermedades (también lo rememora en algún artículo la novelista Almudena Grandes,  habiendo comentado este episodio de recuperación leonesa con el propio poeta).

Un ejemplo más de la enorme represión de maestros y médicos por el franquismo, porque Lodario defendía una educación libre y humanista, con excursiones al aire libre. Como buen republicano defendía la emancipación de la mujer, ya desde la niñez en la escuela, enfrentado al rancio nacional franquismo del crucifijo entre los dos retratos oficiales en el aula.

Esta vida tan ejemplar ha sido la inspiración de varios libros más:

– Médicos, maquis y represión en el franquismo: el caso del Dr. Lodario Gavela Yáñez (valle de Fornela-León en 1947. Guerra Civil y Postguerra en el Bierzo y Fornela)

“la vida y la muerte del médico del valle de Fornela, Lodario Gavela Yáñez, que fue asesinado por la Brigadilla hace poco más de 70 años -en 1947-, cuando sólo tenía 31 años, por ser contrario al régimen del dictador Franco. El suceso ocurrió cuando el protagonista regresaba de un congreso médico celebrado en Madrid, en tren desde Ponferrada, mientras se dirigía con su caballo desde Páramo del Sil hacia Fornela”.

– Hartmut Heine: A guerra Antifascista en Galicia. Ediciones de Galicia, 2ª edición.

Dr.Lodario Gavela Yáñez, de Trascastro-Ponferrada, “eliminado por una contrapartida de la Guardia Civil en una emboscada en el monte en 1947″ (HEINE, 1980:p118)

Pero el libro más completo sobre la vida de este médico de los valles leoneses es el del profesor Alejandro Álvarez López: : El médico que no quería morir. HiFer Editor, Junio 2018.

«Gavela ha pervivido como símbolo de la lucha por la libertad; por su implicación en el desarrollo de los pueblos de la zona; su intensa dedicación a la educación como promotor de escuelas; su labor profesional; su apoyo a los pobres y su protección a los fugados que luchaban contra la dictadura en los años cuarenta»

En memoria de aquel médico rural cuyo caballo, con el que volvía a casa, anticipa el vil asesinato del médico de obreros, maquis, guardias  y campesinos… Y regresa solo y asustado a su cuadra, quedando el cuerpo acribillado por la pendiente del monte abajo.

Regresamos ya de nuestro viaje emocional de aquella hambruna…

Y de nuevo, hoy mismo,  vuelta a una pobreza silenciosa (¿?)…O de nuevo silenciada: Por primera vez, la pobreza en España con rostro de niño (Pero esto es ya asunto de otro nuevo cuento sociológico).