A trece flores caídas. De Ángeles García-Madrid

Trece Rosas

En memoria de las 13 muchachas fusiladas en una madrugada de 1939 junto a 47 jóvenes compañeros

A trece flores caídas

Trece flores de trece limoneros
hacia el Valle que seca los trigales.
Trece ninfas de trece manantiales
que le ceden su canto a los jilgueros.

Trece sueños fragantes de romeros
que se crecen ante los peñascales.
Trece voces que riman los riscales
para que tengan paso los veneros

Trece estrellas que rompen las cadenas
que les impiden alcanzar su cielo
y se desprenden de sombrías arenas.

Trece ideas con un solo desvelo.
Trece arpegios vencidos…¡Trece penas!
¡Trece flores, tronchadas, en el suelo!»

Ángeles García-Madrid, escritora, poeta y superviviente de la represión franquista