lunes, agosto 13, 2018

Asambleas Ciudadanas Somos Más

Qué es Asambleas Ciudadanas Somos Más

Asambleas Ciudadanas Somos Más (AACC Somos+) es un movimiento nacido en enero de 2014 y compuesto por mujeres y hombres de diferentes edades y profesiones, comprometidos con el cambio social en nuestro país, la modernización de la sociedad y la protección de los sectores más desfavorecidos.

AACC Somos+, a través de sus actos y de su medio de comunicación, la revista Asamblea Digital, pretende:

Tratar de reducir el nivel de desinformación. A día de hoy, los accionistas de los más grandes medios de comunicación son grupos financieros que tratan de manipular a la opinión pública dirigiendo la línea editorial de sus periódicos, radios y televisiones. Grupos como PRISA pertenecen ahora a los grandes bancos (Santander, CaixaBank, HSBC) o incluso a sectores cercanos al Opus Dei. Unidad Editorial, editora de El Mundo, pertenece a grandes bancos italianos, y las grandes televisiones privadas del país, concentradas en dos grupos empresariales, son propiedad de la familia Berlusconi en el caso de Mediaset o el poderoso grupo Planeta en el caso de Atresmedia. De ahí, el desequilibrio en la abundancia de información sobre países como Venezuela y la escasez sobre estados feudales como Arabia Saudí, siempre en línea con los intereses económicos de estos grandes grupos financieros.

Denunciar las situaciones de injusticia que se producen a diario en nuestro país e impulsar un movimiento que ayude a reducirlas. Diez años después del inicio de la crisis y habiéndose creado un nuevo statu quo, se siguen produciendo dramáticos desahucios, siguen existiendo altos niveles de paro, maquillados ahora con contratos laborales de baja calidad, y los pensionistas pierden poder adquisitivo, mientras las grandes empresas financieras no dejan de ganar dinero, con el apoyo y beneplácito del actual gobierno.

Incrementar la tensión ciudadana que ayude a llegar a un escenario en el que se produzca un cambio social y político. Recuperar la calle y el escenario de indignación del 15M y meses posteriores. Recuperar la indignación y demostrarla de una forma clara y evidente. Como último ejemplo de éxito, el amplio apoyo con el que contaron los movimientos feministas en el 8M hicieron que los principales partidos de derecha, PP y Ciudadanos, recularan en sus opiniones y argumentarios sobre este movimiento tras empezar infravalorándolos.

Colaborar para incrementar la participación ciudadana y defender la libertad de expresión ante los ataques generalizados. Ayudar a evitar las habituales escenas de los últimos años de personas sentadas delante de un juez por haber compartido ideas y opiniones que acarrean multas de varios miles de euros o incluso condenas a prisión.

Defender a los grupos más desfavorecidos y luchar por su protección. Defender a los sectores más amplios de la población. Los jóvenes, la primera generación desde la Transición que va a vivir peor que sus padres y se ven obligados a emigrar; los mayores, que ven mermadas sus pensiones cuando muchos de ellos han de hacerse cargos de sus hijos y nietos mientras el gobierno salva autopistas de peaje; los trabajadores en general, ya estén en activo, con cada vez más dificultades en encontrar puestos de trabajo de jornada completa, o en situación de desempleo, donde a muchos hace ya mucho tiempo que no llaman a hacer una entrevista. Defender la situación de la población inmigrante, que ven pisoteados sus derechos cada vez que pisan la calle y son perseguidos de una forma constante.

– Aportar memoria histórica para ayudar a generar un pensamiento crítico y una opinión propia y formada.

Combatir la desinformación. Ayudar a que los usuarios de redes sociales no compartan bulos e informaciones malintencionadas. De hecho, solicitamos que usted también contraste la veracidad de la información que compartimos en nuestra revista.

– Combatir la globalización, las corrientes neoconservadoras y el liberalismo económico representado por las fuerzas políticas dirigidas por los grandes poderes económicos.

– Defender el feminismo, el ecologismo, el laicismo y la creación de un sistema de estado elegido por todos los ciudadanos.

El fin último de Asambleas Ciudadanas es luchar contra la desinformación, impulsar la modernización de nuestra sociedad y promover acciones que ayuden a crear un nuevo modelo de estado, más moderno, más justo y más cercano a sus ciudadanos, usando como herramienta principal la difusión de nuestra historia y la cultura.

 

cosas que hacemos