PP, PSOE y C’S avalan en el Congreso el genocidio franquista

El franquismo ha vuelto a ganar. PP, PSOE y Ciudadanos han impedido con sus votos que se modificara la ley de Amnistía de 1977. La propuesta nacida de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA), ha sido defendida en el Parlamento por Unidos Podemos, ERC, PNV y Grupo Mixto. La proposición era para que no se impidiera a los tribunales juzgar los asesinatos cometidos durante el franquismo –incluyendo la guerra civil-.

 

Marian Beitialarrangoitia, portavoz de Bildu defendió la propuesta como única vía para saldar la deuda con la verdad y la justicia de las víctimas del franquismo. Por su parte Gabriel Rufián, portavoz de ERC, dirigiéndose a los socialistas ha manifestado: Con ustedes las víctimas tienen alguna esperanza. Con ellos ninguna. Les pedimos que se esfuercen. Sería muy agradecido por todas las fuerzas de tradición antifranquista. Nos sentiríamos muy compañeros de ustedes.

Los que se han negado a votar favorablemente esta proposición han vuelto a utilizar los manidos argumentos que se han venido dando por todos aquellos para los que la Transición fue perfecta. Todos han negado que la Ley de Amnistía de 1977 fuera una ley de punto final – ¿Y entonces que era?-

El diputado socialista Gregorio Cámara, ha argüido que la aprobación provocaría problemas de “seguridad jurídica”; a pesar de que cientos de juristas nacionales e internacionales hayan negado este supuesto en reiteradas ocasiones. Este argumento es el mismo que esgrimieron los socialistas para evitar –durante la legislatura de Zapatero- que se anularan los juicios del franquismo. Gracias a esto siguen contando como criminales personajes como el gran poeta Miguel Hernández.

Por su parte el diputado del PP Lorenzo Torres ha tenido el cinismo de decir que si se derogara la ley no pasaría nada: Hay otras leyes en el Código Penal que impiden enjuiciar los crímenes del franquismo. Mientras Ignacio Prendes de Ciudadanos no ha tenido empacho en mentir utilizando de forma maniquea a Marcelino Camacho, asegurando que él también voto por la Ley de Amnistía. Estas palabras se las ha reprochado la portavoz de Unidos Podemos, Yolanda Díaz, diciendo lo que realmente apoyo el líder sindical: pidió la amnistía política y laboral y que las mujeres acusadas de cometer adulterio salieran de las prisiones. El propio Prendes ha afirmado que la propuesta no era sino un deseo de reescribir la historia y está cargada de revanchismo. Habría que decirle a este señor que no se trata de reescribir la historia, sino de escribir la historia de verdad.

La propia Yolanda Díaz ha resumido con gran acierto lo que supondría la reforma de la ley: No es una ley para mirar el pasado, para mi padre, sino para nuestras hijas.

La Red de Ciudades contra la Impunidad Franquista ha redactado un comunicado lamentado la decisión tomada en el Parlamento.

Print Friendly, PDF & Email