Palabras españolas de origen árabe (5)

ALAZÁN: Una palabra ya bella en sí misma; y que denomina a precioso animal que es el caballo alazán. Proviene del árabe andalusí alashab, derivado del árabe clásico ashab, que define un color entre rojo y castaño.

Fuente: elmundodelcaballo.com

ALAZOR: Del andalusí alasfur, que deriva del árabe clásico usfur. Define a una planta de medio metro de altura, con ramas espinosas y flores de color azafrán, utilizadas como colorante. Sus raíces producen un aceite comestible. Pero sobre todo es de una belleza singular.

Fuente: es.globedia.com

ALBACARA: Del andalusí bad al baqqára, que significa “puerta de boyeros”[1], derivado del árabe baqqar (boyero). La albacara era un recinto abierto y murado que se construían junto al alcázar, en su parte exterior. En estos recintos se resguardaban las personas y el ganado cuando había peligro de un ataque enemigo.

Albacara del castillo de Uclés (s. XII) Tomada de glosarioarquitectónico.com

ALBACEA: Deriva del árabe hispano sahb alwaslyya que significa el “señor del testamento”. Define a aquellas personas que han sido encargadas por el testador o un juez para encargarse de llevar a cabo las últimas voluntades del fallecido.

ALBACORA: Otra hermosa palabra para definir a un no menos hermoso fruto. Proviene del andalusí albakúra, palabra derivada del árabe clásico bakurah, que literalmente significa, fruto temprano. En realidad define a la breva, que como sabéis es el primer fruto de la higuera. Quién no ha disfrutado de su perfumado olor y no se ha deleitado con su inigualable dulzor.

Fuente: Mijardín.es

ALBADENA: Del árabe hispano albadán, que proviene del árabe clásico badan (corpiño). Es el nombre que se le da a una especie de túnica o vestido de seda.

[1] Un boyero es un cuidador de bueyes.

Print Friendly, PDF & Email