La “solidaridad del PNV” salva los presupuestos del PP

Votación presupuestos 2018

Ismael Millán

Uno de los quebraderos de cabeza que tenía el PP era la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Si estos eran rechazados por el Congreso, el PP tendría que gobernar durante un año con la prórroga de los actuales. Y esto no iba precisamente a redundar en la estabilidad necesaria para poder seguir gobernando durante un año con un mínimo de tranquilidad.

Para su aprobación le era imprescindible el apoyo del PNV. El partido de los nacionalistas vascos ponía como condición sine qua non que el gobierno retirara el 155 sobre Cataluña. Pues donde dije digo, digo Diego. La primera votación sobre los presupuestos ha terminado con la aprobación de los mismos por 177 votos a favor, 168 en contra y 2 abstenciones.

La justificación del PNV sobre el cambio del signo de su voto, ya que el 155 sigue vigente e incluso se está pensando desde PP, Cs y PSOE en endurecerlo, ha sido decir sobre el 155 que “su levantamiento es inminente”; habría que preguntarse qué entienden en el PNV por inminente. El otro argumento ha sido que lo hacían debido al “clima de inestabilidad” que podría producir su voto negativo. Debe ser que cuando mantenían que votarían en contra ese riesgo de inestabilidad no existía. Pues deberían explicar en qué ha cambiado la situación política para que algo que desde hace meses no iba a producir ninguna inestabilidad, ahora si lo fuera a hacer.

Esta actuación del PNV, que ha olvidado repentinamente su supuesta “solidaridad” con Cataluña, no debería sorprender a nadie, sobre todo si repasamos la actuación política del PNV a lo largo de su historia. Y por no irnos demasiado lejos habría que volver a recordar por qué el PNV ante el golpe de Estado de 1936 decidió apoyar a la República en lugar de los sublevados. Y no crean que los nacionalistas vascos lo tenían tan claro: de hecho lo que les decantó fue la promesa del gobierno republicano de aprobar un estatuto de autonomía para Euskadi. Si esa promesa en lugar de hacérsela la República se la hubiera hecho Franco, no tengan duda que su decisión hubiera sido diferente.

Todo esto nos lleva a una conclusión: el PNV jamás ha hecho nada si no ha sido a cambio de obtener beneficios para si mismo. De ahí que haya sido colaborador de gobiernos de UCD, del PSOE y del PP. Les da lo mismo el pensamiento del que tengan enfrente en la mesa de negociaciones, ellos van a lo suyo. No vaya a ser que les quiten sus fueros, esos mismos que son un agravio comparativo hacia el resto de las comunidades autonómicas que conforman el Estado español.

Print Friendly, PDF & Email