El acercamiento de presos y la respuesta de los “muy españoles y mucho españoles”

Editorial

Fuente: La Sexta

Tras su entrevista con la canciller alemana Ángela Merkel, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha anunciado que, una vez que ETA ha desaparecido, revisará la política seguida hasta ahora con los presos vascos.

Ante esta disposición al acercamiento de los presos vascos – y también de los catalanes- a prisiones que estén más cerca de sus residencias habituales, el PP ha reaccionado –y en concreto su portavoz Rafael Hernando- con unas críticas, que ya por manidas, que comienzan a ser casposas.

Rafael Hernando ha dicho que este posible acercamiento pone en almoneda a las víctimas del terrorismo; también ha vuelto con los supuestos pactos que el PSOE ha hecho con los partidos nacionalistas por su apoyo en la investidura: Estos son los precios que el PSOE tiene que pagar a los independentistas, al PNV y a Bildu. Por su parte “falangito”, también conocido como Albert Ribera abunda también en el mismo tema: tienen privilegios por ser sus aliados de gobierno.

Habría que recordar que el encarcelamiento de presos cerca de su lugar de residencia no es un privilegio, es un derecho que tiene cualquier condenado a pena de cárcel, sea cual sea el delito cometido. Es más, el condenado tiene la posibilidad de elegir el centro penitenciario en donde quiere ser recluido.

Al señor -o lo que sea- Rafael Hernando, habría que recordarle que durante la presidencia de José María Aznar, 135 presos de ETA fueron trasladados aprisiones cerca de Euskadi. Entre estos trasladados estaba uno de los más sanguinarios asesinos de ETA, Domingo Troitiño, autor del atentado del Hipercor. Además en las fechas en las que se encontraba secuestrado Ortega Lara y era asesinado Miguel Ángel Blanco. Es decir cuando ETA estaba a pleno rendimiento y no como ahora que la banda terrorista ya no existe.

Estos son los mismos que cada vez que se pacta con los partidos nacionalistas dicen que se está rompiendo España – cuando el PNV apoyó los presupuestos del PP, parece ser que no se rompía nada-; sin reconocer que actitudes como las suyas son las que de verdad pueden romper España, ya que son los mejores reclutadores de independentistas que existen.

Y estos señores –o lo que sean-, no acaban de enterarse que la España de los Reyes Católicos, o de Franco, afortunadamente ya no existe.

Print Friendly, PDF & Email