Delenda est democratiam

La Democracia está siendo destruida

En un estado verdaderamente libre,

el pensamiento y la palabra deben ser libres

Suetonio

Lo que con mayor fuerza exigíamos los que estábamos en la lucha antifranquista era la LIBERTAD. Libertad para que cualquiera pudiera tener las ideas políticas, religiosas o de cualquier otra índole

Pues parece ser que, desde la llegada al poder del PP, esta libertad nos quiere ser cercenada –recordemos que el primer objetivo de los fascismos es acabar con la libertad de expresión-.

No voy a volver a hablar de los políticos catalanes en prisión, a los que considero presos políticos. Pero ayer asistí indignado a un nuevo ataque contra la libertad de expresión; el registro a que se vieron sometidos los aficionados del F.C. Barcelona que asistían a la final de la Copa del Rey. Estas personas fueron obligadas a desnudarse de cintura para arriba para ver si llevaban debajo camisetas amarillas –color que se utiliza como muestra de solidaridad con los presos políticos catalanes-; además de mirar una por una bufandas, pancartas o banderas por si llevaban leyenda, y si ésta se admitía o era confiscada. No contentos con eso la policía se dedicó a fotografiar las gradas en las que se ubicaban los aficionados barcelonistas.

Requisa de ropa amarilla

Y esta es la última. Hace pocos días Roberto Mesa, un activista canario, ha sido detenido y acusado del “delito” de odio contra la corona por decir frases como éstas: Los borbones a los tiburones, o me cago en la monarquía, en el rey y en todos sus cuerpos represivos.

Por supuestas injurias al rey fueron condenados a quince meses de cárcel dos activistas catalanes por quemar una bandera española. Esta sentencia fue declarada ilegal por el Tribunal de Derechos Humanos, condenando a España a poner en libertad a los dos jóvenes

El actor Willy Toledo ha sido requerido por un juez para responder sobre una denuncia presentada por la ultraderechista Asociación de Abogados Cristianos; por decir esto cuando criticaba el juicio contra las promotoras de la procesión del Coño Insumiso: Me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la virgen María. Y esto porque en España existe un delito tipificado como delito contra los sentimientos religiosos. Estoy seguro de que, si te cagas en Mahoma, Buda, Confucio o cualquier otro no pasa nada. Pero ocurre que eso de que España es un estado aconfesional es una más de las muchas burlas que encierra la Constitución española. Seguimos instalados en el nacionalcatolicismo franquista.

Procesión del Coño Insumiso

Todo esto es una consecuencia más de la ofensiva que ha hecho el PP contra la libertad de expresión. La conocida como Ley Mordaza, en vigor desde el 1 de julio de 2015 ha provocado, hasta junio de 2017, que 197.947 personas hayan sido sancionadas: 34.000 relacionadas con el derecho de reunión, información y expresión; 12.000 por desobediencia a los cuerpos de seguridad –principalmente por negarse a identificarse-; 19.500 por falta de respeto a la autoridad, etc.

Por supuestas injurias al rey fueron condenados a quince meses de cárcel dos activistas catalanes por quemar una bandera española. Esta sentencia fue declarada ilegal por el Tribunal de Derechos Humanos, condenando a España a poner en libertad a los dos jóvenes. Pues bien, el 13 de marzo del presente año, ERC presentó una proposición de Ley para que se suprimiera del código penal el delito de injurias a la corona. La moción fue derrotada por los votos del PP, Cd’s y PSOE. Sí, han leído bien, el PSOE también votó en contra; se nota que cuando más álgida estaba la lucha antifranquista ellos ni estaban ni se les esperaba.

Podría seguir añadiendo cientos de casos, pero creo que la muestra es más que suficiente para demostrar que este país, que algunos llaman España, está sufriendo un retroceso en las libertades que cada día que pasa nos acerca más a esa larga noche de cuarenta años que sufrimos los habitantes de este país.

Permítanme pues que, siguiendo a José Ortega y Gasset diga Delenda est democratiam.

Print Friendly, PDF & Email